jueves, 15 de marzo de 2007

Tipula oleracea

Morfológicamente, es como un mosquito, la gran diferencia es su descomunal tamaño, que ronda casi los 2,5 centímetros de largo en lo que al cuerpo se refiere. Este enorme mosquito llama la atención por la gran longitud de sus patas.


Habitan en prados y valles húmedos, casi en toda Europa, con mayor frecuencia en el oeste del continente, además, también se puede encontrar en el norte de África, siendo regular e incluso frecuente.


Detalle de sus ojos compuestos y la disposición de su aparato bucal, no son chupadores de sangre.

La puesta la realiza la hembra en el suelo, y puede poner más de mil huevos durante un verano. Las larvas son cilíndricas y ápodas, pero con potentes aparatos bucales. Continúan viviendo en el interior del suelo, donde tienen lugar cuatro mudas antes de la fase pupal.



Se alimentan de raíces y de ramas tiernas de las hierbas y las flores, y su presencia se considera, dentro de unos límites de población, beneficiosa por su acción sobre el suelo, no síendolo así para los parques y jardines con césped, cuya presencia se manifiesta con rodales de cesped seco. En este aspecto, son considerados como una plaga

3 comentarios:

Nicolas Moulin dijo...

La aproximacion con este detalle enb la segunda foto es tremendo, una pasada.

sixto dijo...

Si encuentro algunas fotos de hace 20 dias aproximadamente y a ti no te parece mal las meto en tu documental.
Estuve en el campo y había una verdadera orgia de estos mosquis...

Antonio J. Muñoz dijo...

No hay problema, hazlo y añades también tu post.