viernes, 6 de abril de 2007

Tipula oleracea


Segunda visita al campo de las tipulas. Esta salió algo tenebrosa, pero me gusta bastante.

Este enorme mosquito llama la atención por la gran longitud de sus patas, que además son muy quebradizas, por lo que es frecuente ver que las arrastran colgando durante el vuelo.

Habitan en prados y valles húmedos, casi en toda Europa, con mayor frecuencia en el oeste, y en el norte de África, siendo regular e incluso frecuente.

La puesta la realiza la hembra en el suelo, y puede poner más de mil huevos durante un verano. Las larvas son cilíndricas y ápodas, pero con potentes aparatos bucales. Continúan viviendo en el interior del suelo, donde tienen lugar cuatro mudas antes de la fase pupal.

Se alimentan de raíces y de ramas tiernas de las hierbas y las flores, y su presencia se considera, dentro de unos límites de población, beneficiosa por su acción sobre el suelo.

4 comentarios:

Ireth dijo...

Interesante insecto, creo que nunca había visto algo parecido o almenos no lo recuerdo así. Cada día veo cosas nuevas por aquí!
Un beso

muftillo dijo...

El mundo es un lugar mágico ;-))

Juanma Sánchez dijo...

Magnífica toma, compañero. Cada vez que veo un típula me veo obligado a recordar que -pese a esa cara de "mala leche" que tienen, NO PICAN. Lo que hace la mala prensa...
Saludos.

Antonio J. Muñoz dijo...

Juanma, aunque no pica, es una plaga porque la larva vive de las raices y en zonas húmedas, lo que hace que en el cesped del jardín te pueden hacer un solar.