miércoles, 12 de septiembre de 2007

Mantibaria manticida - David contra Goliath

Este extraño insecto no mide más de un milímetro de longitud y es un parásito de cuidado.


Ejemplar joven de hembra en su fase de crecimiento previa a la adulta.

Se puede observar una mancha negra bajo el ala que todavía no está desarrollada.
Bajo ella, se alojaban dos de estos hymenópteros.

Se trata de un hymenóptero que a pesar de su corta talla, es el terror de las mantis. Esta criaturita aparentemente tan inofensiva, es peligrosísima para las mantis religiosas, pues se aloja bajo las alas de su anfitriona, por lo general una mantis hembra.

En esta foto se puede observar lo que fueron sus alas.

Durante su estancia sobre la mantis, no suelen matar a la mantis, pero llegan a dañar las alas hasta causar la pérdida de las mismas y aunque es poco habitual, en algunos casos provocan su muerte.


Poseen la capacidad de volar, pero cuando encuentran a su anfitrión y se establecen sobre el, pierden sus alas, quizá por el rozamiento que se produce debajo de ellas, pero ya no las va a necesitar, pues se alimentará y vivirá sobre la mantis, hasta que copule y haga su puesta, momento en el que aprovechará para hacer su puesta dentro de la ooteca de la mantis.

Ni que decir tiene que los vástagos de esta peculiar avispa, se alimentarán de la futura descendencia de la mantis, y llegado el momento, de la ooteca sólo nacerán avispas completamente formadas.

3 comentarios:

sixto dijo...

Fenomenal,,,,como siempre

Nicolas Moulin - NiMou dijo...

Si mufti es el rey del odonato, eres el rey de la mantis, espectacular este documento nen. Felicidades. Vaya bixito , me fijare mas cuando encontre una mantis, a ver si los veo esos hymenopteros

Pierre G dijo...

Hola Antonio,

Un amigo me ha mandado la dirección de este blog. Estupendo.
Voy a poner un enlace hacia él, si no te importa.
El mío trata solamente de las Mantis.
Pierre