lunes, 14 de mayo de 2007

Petirrojo



Erithacus rubecula
Motacilla Rubecula Linnaeus, 1758

Orden: Passeriformes
Familia: Turdidae


Nombres populares
Castellano: Petirrojo
Alemán: Rotkehlchen
Francés: Rougegorge familier
Inglés: Robin
Italiano: Petirosso


El Petirrojo (Eritachus rubecula) es un pájaro que está esparcido por toda Europa, principalmente en la región meridional del continente, donde habita todo el año. Tiene el tamaño de un gorrión (largo de 14 cm), pero es más ligero. distinguible por el color naranja intenso de su pecho y parte de la cabeza, sobre un plumaje grisáceo.


Aspecto:

Longitud = 13-14 cm.
Peso = 11-22 gramos.
Envergadura de las alas = 6,8-7,7 cm.
Esperanza de vida = 3-4 años

Reproducción :En el petirrojo, generalmente es la hembra la que acude al macho en su territorio. Cuando ella está esperando la segunda puesta, el macho se encárga de la alimentación de la primera. Los recién nacídos empiezan a volar a los 13-14 días de salir del huevo.
Periodo de nidificación: de abril a agosto.
Número de crias: 1-2 al año.
Número de huevos: 5-6 en cada puesta. Son blancos con puntitos marrones.
Incubación: 13-14 días.


Alimentación: El petirrojo se nutre en campo abierto. Se alimenta, mayoritariamente, de invertebrados pequeños que viven en el suelo (insectos, sanguijuelas o gusanos). En otoño y en la primavera se alimenta también de bayas y frutos pequeños.

Canto: Es un canto que se defíne como una orquesta variada y llena de frases curtidas; ambos sexos cantan todo el año.
Información extraída de Wikipedia

4 comentarios:

Nicolas Moulin dijo...

Una pasada de calidad, ademas la primera tiene el encanto del movimiento captado perfectamente, un verdadero press book para el. Salut

Antonio J. Muñoz dijo...

Este pájaro es uno de los que más me llama la atención, por mi tierra aparece cuando llegan los primeros frios y lo he intentado fotografiar, pero es muy escurridizo. todas las fotos son magníficas, pero me quedo con la primera, es una gozada.

Juanma Sánchez dijo...

Una preciosidad de imágenes y una documentación magnífica. Los suelo ver a menudo y sobre todo oir, pero como dice Antonio son velocísimos escapando. A ver si este veranito hay suerte...

muftillo dijo...

Me gustan las tres, pero la segunda tiene ese algo especial.